INFECCIONES GINECOLÓGICAS

INFECCIONES GINECOLÓGICAS

En este apartado dedicado a las infecciones ginecológicas generales, presentamos información sobre las de aparición más frecuente en la población.

INFECCIONES VAGINALES

Las infecciones vaginales son enfermedades que afectan a la zona vaginal.
Son la causa principal de las visitas ginecológicas ya que son muy habituales. Aparecen con más frecuencia en las mujeres en edad fértil que en las postmenopáusicas y suelen ser muy recurrentes. Afectan negativamente a la calidad de vida causando molestias y dolor. Si no son tratadas correctamente, pueden producir complicaciones.

LAS MÁS FRECUENTES SON:

  • Infección por hongos (cándida).
  • Vaginosis bacteriana: Algunas de las bacterias que viven en la vagina se reproducen más de lo normal.
  • Tricomoniasis: Producida por un parásito.
  • Vaginitis por clamidia: Es una ETS (Enfermedad de Transmisión Sexual).
  • Vaginitis viral: Causada por virus como el herpes o el virus del papiloma humano (VPH)
  • Vaginitis atrófica: Se produce en la menopausia o la pubertad, cuando disminuye el nivel de estrógenos.
  • Vaginitis alérgica: Producida por determinados tipos de tejidos de la ropa interior, detergentes, productos de higiene, etc.

SÍNTOMAS MÁS COMUNES DE LAS INFECCIONES VAGINALES.

  • Flujo vaginal blanco, espeso y abundante.
  • Enrojecimiento e inflamación.
  • Ardor y picazón en los genitales externos y en la vagina.
  • Dolor al orinar.

TE RECOMIENDO

  • Mantener una correcta higiene genital con productos adecuados para tu edad.
  • Consultar en caso de prurito (picor), alteraciones del flujo o mal olor.

VULVOVAGINITIS

El flujo vaginal normal está formado por las secreciones del cuello del útero y la vagina, de células que recubren ambos órganos y de la flora bacteriana (microbiota). Suele ser de color blanco e inodoro y no produce sensación de prurito ni otras molestias. La cantidad depende del día del ciclo y del estado hormonal.

La microbiota de la vagina está formada por distintos gérmenes, la mayoría lactobacilos (L. criptas, L. gasseri, L. hines y L. jensenii.). Otros componentes son Gardnerella vaginales, Cándida, Mycoplasma y bacterias intestinales. La presencia de los bacilos es fundamental para mantener el equilibrio vaginal, porque se adhieren a las paredes formando una barrera de defensa frente a los patógenos, producen ácido láctico que les impide el crecimiento y peróxido de nitrógeno que frena infecciones de transmisión sexual como el gonococo.

La vulvovaginitis es la inflamación de la vulva y la vagina producida casi siempre por gérmenes.
Los síntomas más frecuentes son prurito, sensación de quemazón, olor anormal o aumento de flujo.

Las más frecuentes son las producidas por hongos (Cándidas) y la vaginosis bacteriana (varias bacterias a la vez, sobre todo Gardnerella vaginalis). Menos frecuentes son las Trichomonas y las Clamidias. La vaginitis atrófica no es infecciosa, sino que está causada por la falta de estrógeno tras la menopausia.

El diagnóstico de la vulvovaginitis se hace en base a los síntomas, la inspección y el cultivo del flujo.

El tratamiento depende del agente causante:

  • Hongos: Antimicóticos orales y vaginales (Fluconazol, Clotrimazol, etc.)
  • Vaginosis bacteriana: Clindamicina en óvulos, Metronidazol oral, etc.
  • Trichomonas: Metronidazol.
  • Clamidias: Doxiciclina.

En todos los casos es aconsejable el uso de cápsulas orales o vaginales, con Lactobacilos que regeneren la microbiota vaginal para restaurar el equilibrio entre todos los microorganismos y evitar las recidivas.

El tratamiento de la vaginitis atrófica es el uso habitual de cremas o comprimidos de estrógenos e hidratantes y lubricantes. Recientemente se obtienen buenos resultados con el laser de CO2 que regenera el colágeno de la pared vaginal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies