Vacunas frente al cáncer producido por VPH

Vacunas frente al cáncer producido por VPH

Actualmente disponemos de vacunas frente al cáncer producido por VPH, de cuello de útero o cérvix.

Un virus que se propaga fácilmente entre la población más joven, y del que cada día mueren en Europa cuarenta mujeres, dos de ellas en España. El VPH está asociado además, a la aparición de lesiones genitales externas (verrugas genitales o condilomas), y a otros cánceres anogenitales y orofaríngeos en hombres y mujeres.

Durante muchos años, la única forma eficaz de combatirlo fue la detección precoz de las lesiones precancerígenas, mediante citología rutinaria y seguimiento de las lesiones de bajo riesgo por colposcopia, o el tratamiento quirúrgico de las lesiones de alto riesgo. Tras más de una década de investigación, en el año 2006 se comercializaron 2 vacunas frente al VPH.

Hoy, el modo más efectivo de combatir el cáncer de cuello de útero es mediante la vacunación. En el momento actual existen 3 vacunas diferentes autorizadas, para la prevención de la infección de los VPH, responsables del 70-90% de las lesiones premalignas y malignas del cuello del útero. Por ello se han incorporado en los programas de vacunación sistemática en la mayoría de países desarrollados.

Las vacunas del VPH han demostrado ser altamente inmunógenas, se alcanzan niveles de anticuerpos más altos que los que se producen en el organismo tras la infeccion natural. Además, ahora ya existen datos de seguimiento de las vacunas a largo plazo que revelan que 12 años después de incorporarlas, las mujeres vacunadas no tienen infecciones por estos virus.

Las reacciones adversas más frecuentes son: dolor en el punto de inyección, inflamación, astenia, cefalea, mareo y fiebre. Tanto la OMS como las Sociedades Científicas de Pedriatría y Ginecología las recomiendan por su alta eficacia y su seguridad.

La administración de dichas vacunas permite:

  • Salvar vidas impidiendo la infección por el virus.
  • Reducir el número de lesiones de bajo grado que no progresan a cáncer, pero que precisan mayor número de consultas con colposcopia y biopsia.
  • Reducir el número de tratamientos quirúrgicos: conizaciones e histerectomías.
  • Reducir el número de mujeres que se someten a tratamientos de lesiones genitales externas.

¿Cuándo están indicadas las vacunas?

Las vacunas están indicadas en:

  • Todas las niñas (en algunos paises tambien se vacunan los niños).
  • Mujeres que ya hayan tenido lesiones premalignas y tratadas con conización.
  • Mujeres con enfermedades y tratamientos inmunosupresores.

1 VACUNACIÓN DE NIÑAS Y JÓVENES

Las recomendaciones de Salud Pública se dirigen a niñas y jóvenes antes del inicio sexual para obtener el máximo potencial preventivo.

En España las tres vacunas están indicadas a partir de los 9 años.

  • De 9 a 14 años: dos dosis.
  • A partir de los 15 años: tres dosis.

2 VACUNACIÓN DE MUJERES CON LESIÓN CERVICAL TRATADAS CON CONIZACIÓN.

Las mujeres con lesión cervical, tienen un riesgo del 10% de recurrencia y alto riesgo de cáncer de vagina o vulva por VPH. En el 30% de las conizadas el virus persiste en el tiempo y tendrán más lesiones en otras zonas. La conización (extirpación de un fragmento del cuello de útero que tiene una lesión precancerosa) no es la solución definitiva. Por todo ello se recomienda la vacunación en las mujeres con lesiones producida por el VPH.

La vacuna es preventiva, no terapéutica y no altera el curso de la infección ya presente, pero como las lesiones tienden a recurrir en algunas mujeres ya tratadas con conización, la vacunación en un tiempo cercano (máximo 6 meses) reduce la recurrencia del 6,4 % al 1,7 %.

En Asturias este año se ha incorporado la vacunación gratuita en las mujeres conizadas.

3 VACUNACIÓN DE MUJERES CON ENFERMEDADES Y TRATAMIENTOS INMUNOSUPRESORES.

Son las mujeres que tienen SIDA o VIH+, las que tienen enfermedades inflamatorias intestinales (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn), Lupus y las mujeres trasplantadas.

En todas ellas hay:

  • Más riesgo de infección por VPH.
  • La infección es más persistente.
  • Más riesgo de tumores por su bajas defensas.

En estas mujeres está indicada la vacunación. Desarrollan buena respuesta aunque no tan alta como las mujeres no inmunodeprimidas.

En España hay 3 comunidades donde está financiada la vacunación en mujeres VIH+: Asturias, Navarra y Cataluña.